Fundación Sales, el jardín secreto de Vigo

A veces uno en la vida descubre secretos de los que se enamora a primera vista y los jardines de la Fundación Sales ha sido uno de ellos. La Fundación Sales, es una institución que gestiona el legado del arquitecto paisajista Francisco Sales; un patrimonio que abarca la vieja casa del arquitecto y su espléndido jardín que fue construido por las propias manos de su dueño, haciendo uso de un gran número de objetos en desuso e incluso procedentes de derribos.

Estatua Fundación Sales Vigo
Estatua Fundación Sales Vigo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El jardín tiene reminiscencias japonesas y reúne pequeños estanques, parterres y estatuas que crean un espacio de detallista belleza. El parque es rico en especies vegetales, pasillos de bambúes, helechos arborescentes, y hasta un venerado Ginkgo biloba, uno de los pocos ejemplares que existen en Vigo; recientemente incluso se ha hecho popular ya que en sus instalaciones ha florecido un raro nenúfar gigante.

Vigo
Entorno de la fundación Sales en Vigo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La fundación cuenta con una colección excelente de cuidados bonsáis, donde se refleja el amor de los responsables hacía la jardinería; de hecho la fundación se autogestiona con la venta de plantas (casi todas las plantas del centro pueden ser adquiridas a un precio muy asequible), así como las donaciones de los socios, el precio de las entradas o de aportaciones de instituciones publicas.

Además en la fundación se realizan cursos de los más variopintos y que varían cada año, en el momento de mi visita había uno de aguardientes y licores, aunque también se daban clases de ingles, de pintura de la naturaleza etc.

Vigo jardines
Vista de los jardines Fundación Sales  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Está ubicado en la Avenida de Europa 52, muy cerca de la playa de Samil. No es muy fácil de acceder andando o en transporte publico, de hecho es ese el motivo por el que pasa inadvertida, de todos modos decir que cuenta con un pequeño aparcamiento para si uno accede en coche.

Yo siempre he ido en invierno, pero evidentemente el mejor momento para visitarlo es en primavera cuando las flores deslumbran con su belleza. Sé que hay lugares más bonitos en otros lugares y quizás solo sea un lugar coqueto, pero de verdad que descubrir este espacio natural me llenó de alegría y le tengo un gran afecto, de hecho es uno de mis lugares favoritos de la ciudad, así que os animo a visitarlo.

Fundación sales
Colección de bonsáis de la Fundación Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Actualizado el 20 septiembre,2016.
Publicado por Miguel Ángel Otero Soliño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .