Şirince, la magia de la Turquía rural

No muy lejos de las espectaculares ruinas de Éfeso, se alza el pueblo Şirince uno de esos rincones de Turquía que desprende magia a cada paso y cuya visión nos acompañara para toda la vida.

Şirince

Şirince es de pintoresca estampa, alma rural que pervive en sus casas tradicionales que se empeñan en desafiar la compleja orografía, que define a este pueblo ubicado en un entorno montañoso de no fácil acceso.

Rodeada de tierra fértil, Şirince es un entorno ideal para el cultivo del vino o de la oliva, que ha constituido la principal fuente histórica de ingresos de esta localidad, que curiosamente comenzó a prosperar tras la caída en desgracia de la legendaria ciudad de Éfeso allá por el siglo XV.

Durante la mayor parte de su historia, Şirince fue un pueblo mayoritariamente cristiano, donde el dialecto local desprendía aroma a griego. Éfeso y su entorno fue clave en el auge del cristianismo, tal como atestiguan las famosas Cartas a los Efesios o bien la conocida tradición que sitúa aquí la casa donde la Virgen María vivió sus últimos días.

El conflicto entre Turquía y Grecia tras la I Guerra Mundial y el intercambio de población posterior, cambió la morfología humana de la región, los griegos ortodoxos fueron expulsados de su tierra natal y su lugar fue ocupado por turcos étnicos que residían en territorio griego; en este momento las iglesias de Şirince perdieron sus fieles y hoy se mantienen vacías como recuerdo del pasado cristiano del pueblo.

Şirince

Si hoy en día Şirince sigue considerándose uno de los mejores ejemplos de la arquitectura cristiana rural de Turquía, es en gran parte por el gran tacto que tuvieron los musulmanes que llegaron a estas tierras a lo largo del siglo XX, que no solo respetaron la arquitectura local, sino que la potenciaron para convertirla en un referente turístico, que se complementa a la perfección con una visita a Éfeso o la cercana Selçuk.

Turquía

El adentrarse en Şirince es hacerlo a un paisaje rural, que ha desaparecido en la mayor parte de Turquía, con calles adoquinadas, tractores y casas que decoran su figura con flores y simétricos ventanales.

Un laberinto de callejuelas que desafían la pendiente exhibiendo puestos callejeros de artesanía o de comida, que harán delicias a los amantes de las compras de calidad y en los que es difícil que uno no quiera parar.

Con todo lo que más sorprende del paseo por Şirince será ese eterno contraste entre el turista frenético que llega en masa en buses, con la pasividad de los locales, que muchas veces se sientan a la puerta de sus hogares y charlan a la sombra, mirando con curiosidad a los viajeros que se escapan de las calles principales y suben a la parte alta del pueblo.

Şirince

El paseo por este pueblo es un continuo safari fotográfico, donde uno no para de sacar fotografías y en el que las diferencias de cota generan miradores naturales donde podremos admirar como la luz se va muriendo lentamente cada día en dirección al Egeo, momento que o disfrutaremos de una cena romántica en sus coquetos o restaurantes o nos volveremos a nuestros hoteles con la sensación de haber disfrutado en plenitud de este rincón único de Turquía.


Licencia de uso de fotos y texto Planeta on Tour
Los textos y las fotos son propiedad de Planeta Tour. Pinchar aquí para ver licencia de uso.

Actualizado el 21 febrero,2022.
Publicado por Miguel Ángel Otero Soliño

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.