Cascada de la Ciudadela, la fuente más bella de Barcelona

La Cascada de la Ciudadela en Barcelona es un conjunto único, un auténtico monumento acuático a la fantasía donde la mitología y el agua se entremezclan dibujando un espacio que parece diseñado con el pincel del buen gusto.

Barcelona
Grupo de turistas frente a la Cascada de la ciudadela  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Al observar este elogío a lo bello, podemos disfrutar como la vegetación se hace dueña de la pierdra y enmarca la parte central del monumento, hecho que facilita el lucimiento poético de unas esculturas que representan el nacimiento de Venus.

Este es el epicentro desde donde la cascada sale a superficie vertiendo sus aguas a través de unos caballos marinos que remolcan el ímpetu de la diosa; cuando las aguas se vuelven calmas por primera vez, el estanque se ve alterado por la presencia de unos grifos que a modo de guardianes, expulsan liquido por sus bocas oxigenando con ello el maná de Venus.

Ciudadela Barcelona
Escultura de Grifos al pie de la cascada  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Por ambos laterales y de forma simétrica ascienden dos escaleras que alcanzan un templete que es coronado por una reluciente y dorada Cuadriga de la Aurora, que da color y mágico brillo al conjunto.

La parte alta es la plataforma ideal para la observación integral de esta obra de arte del arquitecto Josep Fontseré i Mestre, que para cuya construcción en 1881 contó con la ayuda de el aun principiante Gaudí.

Ciutadella de Barcelona
Vista frontal de Cascada de la Ciudadela Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este artística fuente está integrada en el parque de la Ciudadela (Ciutatdella en catalán), una de las principales zonas verdes de la ciudad, y es uno de los ejemplos más claros de la soberbia riqueza que atesora Barcelona, un destino donde hasta las fuentes enamoran.


Actualizado el 11 de diciembre,2017.
Publicado por Miguel Ángel Otero Soliño